Dentro del paquete de medidas excepcionales aprobado por el Gobierno el pasado 31 de marzo, además del subsidio extraordinario para las personas empleadas de hogar, destaca una prestación a la que tendrán derecho aquellos trabajadores temporales cuyo contrato venza durante la vigencia del Estado de Alarma decretado a consecuencia de la crisis sanitaria que atraviesa nuestro país  y que no tengan derecho a paro por no reunir el período de cotización mínimo exigido. 

De esta forma, el Gobierno equipara a todos los trabajadores temporales a aquellos que sí fueron incluidos en Expedientes de Regulación de Empleo, ya que éstos sí tenían derecho a cobrar el paro a pesar de no reunir los requisitos ordinarios debido a la flexibilización de todos los requerimientos relacionados con los ERTES.

Dicho subsidio asciende a 438,8, lo que supone el 80% de la cuantía del Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples, y su duración será únicamente de un mes, ya que no se prevé que el Estado de Alarma se prolongue más en el tiempo